Los cines, cada vez van a menos

Recientemente ha surgido la noticia de que la recaudación de un fin de semana ha sido la peor en toda la historia de España.

Esta cifra apenas llegaba a los dos millones y medio de euros, una cifra realmente baja para el cine, si tenemos en cuenta que el año pasado el peor dato sufrido estaba en los casi 4 millones de euros, y ya se consideraba como un dato realmente bajo.

¿Qué es lo que propicia estas bajas recaudaciones?

La crisis en España está causando estragos ante muchos sectores, uno de ellos el cine, el cual ve cómo la recaudación cae mes a mes.

Pero no solo vamos a echarle la culpa a la crisis, también es verdad que los cines tienen gran parte de la culpa.

Por un lado, la calidad de las películas deja mucho que desear. Es raro la semana que aparezca algo que realmente merezca la pena, así que es normal que la gente prefiera no ir y quedarse en casa tranquilamente.

Por otro lado, el precio de las entradas es claramente abusivo. Poca gente piensa en gastarse 7 euros como mínimo para ir a ver una película. Si además vamos con la pareja, y se nos ocurre comprarnos unas palomitas y refresco, la broma te puede salir por más de 20 euros, y eso es un lujo que poca gente se puede permitir hoy en día.

Soluciones

¿Qué os parecería que los cines sacasen bonos anuales para poder ir al cine siempre que se quiera por un precio cerrado? Estoy seguro que mucha gente optaría por esa forma de abono, y que los cines podrían sacar un beneficio que ahora no tienen.

Sin duda alguna, hay que mirar muchas fórmulas, pero la solución no puede ser que cada vez el cine sea más y más caro, así lo único que se hace es aumentar el problema, y no darle solución a un sector que realmente está en crisis.